Jengibre

Jengibre sus propiedades

La realidad del jengibre es que tiene una importancia enorme por los grandes beneficios que aporta a nuestra salud. De hecho, es también conocido como el antibiótico natural o remedio universal. Antes de pasar a ver las propiedades del jengibre, debes saber que es una especia muy utilizada para hacer medicina preventiva cuando la incorporamos a nuestra alimentación.

El jengibre es apreciado en todo el mundo, no sólo por sus propiedades curativas, sino también por sus propiedades culinarias. Por lo general, utilizamos el rizoma de la planta, al igual que hacemos con otros herbáceos como la cúrcuma. Tal es así, que el jengibre es una sustancia que otorga el sabor picante al tan conocido y famoso curry. 

Dada la composición de este tubérculo, entre las propiedades del jengibre está la de actuar como un potente estimulante y energético. Esto tenemos que tenerlo en cuenta sobre cuándo podemos o es más recomendable tomarlo, dado que puede provocar la activación de nuestro sistema nervioso y como consecuencia el insomnio. El mejor horario para tomar el jengibre suele ser la mañana al despertar o a media tarde para activarnos o arrancar el día.

JENGIBRE Y SUS PROPIEDADES CURATIVAS

El jengibre tiene un especial efecto sobre los diferentes tejidos que conforman el cuerpo humano, principalmente actuando sobre el aparato respiratorio y el aparato digestivo

Entre las propiedades curativas del jengibre destaca su acción expectorante, sus usos para mejorar la digestión, pero sobre todo es un remedio natural muy efectivo contra las nauseas producidas en viajes o en embarazadas. Aún así, vamos a destacar las más importantes.

ACCIÓN EXPECTORANTE

Provoca la expulsión de las secreciones bronquiales que acumulamos. Por lo que si nos encontramos con tos severa, podemos incorporar el jengibre como complemento para mejorar nuestra salud. De hecho los antiguos árabes utilizaban las propiedades curativas del jengibre para combatir la tos, hace miles de años.

MEJORA LA DIGESTIÓN

Dadas sus propiedades estimulantes y tónicas, el jengibre nos ayuda a hacer una mejor digestión. El consumo regular de este tubérculo nos va a permitir mejorar nuestro proceso digestivo después de las comidas. Las propiedades curativas del jengibre nos van a ayudar a digerir las proteínas a través de la flora intestinal, disminuir la acidez provocada por las comidas pesadas y a prevenir el desarrollo de gastritis en nuestro organismo.

CORTA O REMITE MUCHO LAS NAUSEAS

Elimina o disminuye considerablemente las nauseas. Podemos incorporar el jengibre cuando tenemos mareos o estamos con abundantes vómitos para disminuir o eliminarlos por completo, como por ejemplo en el embarazo de las mujeres. Tanto si eres de los que se sufren nauseas durante tus viajes en avión o coche, como si sufres de mareos constantes producidos por diferentes circunstancias, como el embarazo, puedes utilizar el jengibre para paliar estas molestias. Tal es así, que está considerado como el primperan natural.

jengibre nauseas

ES UN PODEROSO CARMINATIVO NATURAL

El jengibre, por sus propiedades estimulantes y tónicas, actúa como carminativo, al igual que otras plantas como la cúrcuma. Por lo tanto, va a favorecer la eliminación de gases intestinales y cómo consecuencia el malestar, cólicos y flatulencias derivadas por estos gases acumulados en nuestros intestinos.

ACTÚA COMO ANALGÉSICO NATURAL

Entre las propiedades curativas del jengibre destaca por ser un potente analgésico natural, que aliviará el dolor producido por una contusión o golpe sufrido en cualquier zona de nuestro cuerpo. Para ello, se puede preparar una crema de jengibre o aceites y aplicar directamente sobre la zona dolorida. Además, los efectos curativos del jengibre, ayudarán a aliviar el dolor de los cólicos menstruales tan temidos por las mujeres. 

AUMENTA EL CALOR CORPORAL

El jengibre es una especie que debemos consumir especialmente en invierno, dado que tiende a elevar considerablemente la temperatura de nuestro cuerpo. Es un alimento ideal para las personas frioleras. Sin embargo, y debido a estas propiedades del jengibre, deben tener cuidado las mujeres que se encuentran con menopausia y las personas que se encuentran con estados griposos con fiebre.

ESTIMULA EL SISTEMA CENTRAL Y NERVIOSO

Otra de las propiedades del jengibre por la que destaca, es por ser un potente estimulador del sistema central y autónomo. La toma de una “ración” de jengibre nos va a permitir renovar nuestras energías de cara a lo que resta de día y levantar nuestro ánimo en momentos de flaqueza o estados de ánimos adversos.  Sin embargo, y a raíz del efecto estimulante del tubérculo, tenemos que tener en consideración la hora en que nos tomamos jengibre. Si nos lo tomamos por la noche o a última hora de la tarde, puede activarnos demasiado y provocar insomnio

ALIVIA EL DOLOR DE CABEZA Y LAS MIGRAÑAS

La presencia de Gingeroles le otorga al jengibre propiedades antiinflamatorias, lo cual nos va a aliviar el dolor de cabeza, tan común en la sociedad actual. El jengibre bloquea los efectos de la prostaglandina, que causa inflamación en los vasos sanguíneos que se encuentran en el cerebro.

Jengibre y sus propiedades curativas

POTENCIA LA ACTIVIDAD MUSCULAR

Incorporar este tubérculo en nuestra dieta, nos va a permitir mejorar nuestras facultades deportivas. Esto se debe al alto contenido de minerales del jengibre que posee, como el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio. Estos minerales participan en la contracción muscular y en la transmisión del impulso nervioso. Además, ayuda a prevenir espasmos musculares, calambres y la fatiga muscular provocada por el ejercicio.

ANTICANCERÍGENO Y ANTIMICROBIANO

Los Gingeroles que se encuentran en el rizoma de este tubérculo, pueden inhibir el crecimiento de las células cancerígenas previniendo, de esta forma, el cáncer de colon y ovarios, tan comunes actualmente. El jengibre es un antibiótico natural que combate las enfermedades infecciosas provocadas por diversas bacterias.

CONTIENE GRAN CANTIDAD DE ANTIOXIDANTES

El consumo de jengibre nos va a proporcionar una gran variedad de antioxidantes, lo cual nos va a permitir prevenir distintos problemas de salud como los relacionados con el sistema nervioso o el sistema cardiovascular.

ELIMINA EL MAL ALIENTO

El Gingerol ayuda a eliminar el mal aliento. Este compuesto es extremadamente picante. De hecho, otorga al chile y a la pimienta negra su grado picante. Además, este compuesto también otorga al jengibre la propiedad de combatir contra los tumores cancerígenos que, desgraciadamente, tan de moda están actualmente entre la sociedad.

jengibre para la garganta

REDUCE LOS NIVELES DE COLESTEROL EN SANGRE

Entre las propiedades del jengibre se encuentra el reducir los niveles de colesterol que alojamos en nuestro organismo. El uso constante del jengibre en una dieta equilibrada, favorece la reducción de los niveles de colesterol gracias a los compuestos que forman este tubérculo.

ES BENEFICIOSO PARA EL CABELLO

Otra propiedad del jengibre es la de disponer de una capacidad natural con la que estimula el flujo sanguíneo de nuestro cuero cabelludo. De esta manera mejora la circulación sanguínea, lo que permite estimular los folículos del cabello y así favorecer el crecimiento del pelo. Su efecto antiinflamatorio y antioxidante ayudará a lucir un pelo más sano y brillante. Muchas personas han incluido el jengibre para combatir sus problemas capilares o de alopecia con unos extraordinarios resultados.

ALIVIA EL DOLOR DE GARGANTA

Este es un remedio casero de la abuela. La propiedades analgésicas del jengibre actúan como calmante de la irritación de garganta. Sin embargo, si se padece fiebre, hay que tener mucho cuidado a la hora de tomar jengibre, dado que es una sustancia que eleva considerablemente la temperatura corporal tras su toma.

ES UN AFRODISIACO NATURAL

Las sustancias picantes que conforman este tubérculo, permitirán elevar la testosterona de la persona que lo toma. Por lo que hay que tener mucho cuidado de mezclar con otras sustancias afrodisiacas cómo puede ser la canela, aunque en muchas ocasiones son combinados en recetas.

Jengibre que propiedades tiene

VALOR NUTRICIONAL DEL JENGIBRE

Hablar del jengibre es hablar de un alimento superalimento. Este es un término que se ha puesto a día de hoy muy de moda para calificar a los nutrientes más completos que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Y es que en el mundo tan estresante en el que vivimos, se han convertido en uno de las sustancias imprescindibles que debemos incorporar en nuestra dieta con el objetivo de mejorar nuestro rendimiento día tras día. 

Entre los valores nutricionales del jengibre con un 88% de humedad destaca su alto aporte de Hidratos de Carbonos

INFORMACIÓN NUTRICIONAL DEL JENGIBRE POR CADA 100 GR.

Composición
Cantidad
Calorías
54 Kcal
Hidratos de Carbono (Carbohidratos)
9,2 gr
Proteinas
1,7 gr
Grasas
0,69 gr
Colesterol
0 gr
Fibra
1,24 gr
Azúcares
1,21 gr

MINERALES Y VITAMINAS DEL JENGIBRE

MINERALES DEL JENGIBRE

A pesar de que muchas personas conocen el rizoma de jengibre por sus propiedades medicinales, no podemos ignorar las propiedades nutricionales, dado que nos puede ofrecer muchos beneficios en base a ellos. 

En este caso vamos a ver los minerales del jengibre, de los cuales cabe destacar su alto aporte de Potasio (K), Fósforo (P), Magnesio (Mg) y Calcio (Ca). En esta lista incluimos los más importantes, dado que hablar de todos sus minerales nos resultaría imposible.

Mineral
Cantidad
Sodio (Na)
12 mg
Hierro (Fe)
0,78 mg
Calcio (Ca)
11,9 mg
Fósforo (P)
24 mg
Potasio (K)
314 mg
Zinc (Zn)
0,37 mg
Magnesio (Mg)
33 mg
propiedades de jengibre

VITAMINAS DEL JENGIBRE

Al igual que ocurre con los minerales, las vitaminas del jengibre son muchas y variadas. Incluir este tubérculo en nuestra dieta nos va a proporcionar multitud de beneficios que veremos reflejados en nuestra salud en muy poco tiempo, dado que sus nutrientes son asimilados fácilmente por nuestro organismo. Las vitaminas del jengibre más relevantes son la Vitamina C (Ácido Ascórbico) y la Vitamina B3 (Niacina)

Vitaminas
Cantidad
Vitamina A (Retinol)
148 U.I.*
Vitamina B1 (Tiamina)
0,04 mg
Vitamina B2 (Riboflavina)
0,18 mg
Vitamina B3 (Niacina)
0,89 mg
Vitamina B5 (Ácido pantoténico)
0,317 mg
Vitamina B6 (Piridoxina)
1,29 mg
Vitamina C (Ácido Ascórbico)
5,29 mg
Vitamina E (Tocoferol)
0,26 mg

*U.I: Unidad de medida de la cantidad de vitaminas que posee el jengibre. Esta medida está basada en la actividad biológica de la sustancia.

¿TIENE EL JENGIBRE EN POLVO O MOLIDO LAS MISMAS PROPIEDADES DEL JENGIBRE NATURAL?

La raíz de jengibre se ha convertido en uno de los superalimentos del momento, a pesar de que hace miles de años que es utilizada en los países orientales por sus propiedades curativas y para uso culinario. Sin embargo debemos diferenciar, las características y propiedades del jengibre a la hora de tomarlo en su versión molida o en polvo.

Bien es cierto que el jengibre en polvo es más aprovechado que el fresco. Esto es de sentido común, dado que para una receta o un té, tan sólo utilizaremos la cantidad de jengibre que deseemos tomar en su versión molida. Por el contrario, si utilizamos el jengibre fresco, tendremos que cortar el trozo de la raíz o rizoma indicado, pero con la salvedad de no aprovechar todo el trozo para la receta o el té. Dado su sabor picante, en muchas ocasiones, tendremos que desestimar buen parte de la raíz cortada

En cuanto a las propiedades del jengibre en polvo, podemos asegurar que mantiene las mismas que el fresco. A pesar de haber pasado por un proceso para ser convertido a polvo, este tubérculo es capaz de mantener todas las características. De esta manera sigue siendo un buen remedio natural si padeces de problemas digestivos o nauseas.

Jengibre en polvo

¿CÓMO OBTENER JENGIBRE EN POLVO A PARTIR DE SUS RIZOMAS?

Si después de leer todas las propiedades del jengibre, estás pensando en conseguir jengibre en polvo natural, hemos elaborado una sencilla guía para que sea muy fácil obtener los beneficios del rizoma de este tubérculo.

  1. En primer lugar, ponemos los rizomas del jengibre en un cuenco de agua y los lavamos bien para dejar la corteza completamente limpia. Es importante limpiar bien, dado que recordemos que como buen tubérculo, el jengibre crece bajo tierra.
  2. Posteriormente, los secamos bien con la ayuda de un paño o papel absorbente. Para realizar este paso, podemos utilizar cualquier paño de cocina o el clásico papel de cocina que nos acompaña en nuestro día a día.
  3. Una vez los rizomas se encuentren secos pelamos los rizamos para no consumir la corteza. Este paso es opcional, ya que si prefieres consumir la corteza del jengibre, puedes dejarlo sin pelar.
  4. A continuación, cortamos y troceamos el rizoma en finas láminas, como si se tratara de una patata. De esta forma vamos a conseguir acelerar el proceso de secado que haremos posteriormente.
  5. Cuando tengamos los rizomas troceados procederemos al secado esparciendo las láminas del rizoma de jengibre en una bandeja y la dejamos al sol durante 24 o 48 horas hasta que se hayan secado por completo.
  6. Una vez esté seco, el jengibre se habrá deshidratado y habrá perdido mucho volumen, quedándose en láminas muy finas. De esta manera conseguimos que el jengibre se encuentre preparado para ser molido.
  7. El siguiente paso que tenemos que hacer es poner el jengibre deshidratado en un molinillo o robot de cocina, de forma que consigamos jengibre en polvo muy fino preparado para su consumo sin perder ninguna de sus fantásticas propiedades.