Jengibre

Infusion de jengibre y leche

El jengibre es una raíz que ha sido utilizada durante milenios por las culturas orientales para tratar malestares relacionados con inflamaciones y problemas digestivos y/o respiratorios. Por su parte, la leche es un nutritivo alimento conocido por sus propiedades para aliviar dolores y afecciones respiratorias. 

El té de jengibre con leche combina ambos elementos y es una poderosa infusión para aliviar problemas respiratorios, como la tos. A su vez, es un aliado ideal para aliviar malestares asociados al embarazo, así como para adelgazar y regular las grasas corporales

Su preparación requiere de muy pocos ingredientes y se realiza de manera rápida. De igual manera, sus efectos son casi instantáneos, por lo que es uno de los mayores aliados que podemos tener en nuestro hogar para el tratamiento de diferentes padecimientos.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR INFUSIÓN

Composición
Cantidad
Calorías
12 Kcal
Hidratos de Carbono (Carbohidratos)
1,14 gr
Proteinas
2 gr
Colesterol
0 gr
Grasas
0,0825 gr
Azúcares
0,076 gr
Potasio
24 mg
Sodio
4 mg
0 MIN
TIEMPO DE PREPARACIÓN
0 MIN
TIEMPO DE ELABORACIÓN

PREPARAR TÉ DE JENGIBRE CON LECHE. MANOS A LA OBRA

Esta fácil receta requiere de muy pocos minutos para su preparación. Además, los utensilios que necesitaremos son pocos, por lo que no tenemos excusa para probar esta rica y saludable receta.

INGREDIENTES

  • Una raíz de jengibre pequeña (de unos 5 centímetros)
  • Un vaso o taza grande de leche caliente
  • Una cucharada sopera de miel (opcional para endulzar la infusión)

AHORA QUE TENEMOS LOS INGREDIENTES PREPARADOS, PASAMOS A PREPARAR LA RECETA

  1. Necesitaremos una olla mediana donde vamos a  calentar la leche y luego mezclar con el jengibre.
  2. Mientras esta se va calentando, retiraremos la cáscara del jengibre con un cuchillo pequeño.
  3. Cuando la leche comience a hervir, utilizaremos un rallador para rallar la raíz del jengibre a la cual hemos retirado la concha. Podremos rayar el jengibre directamente sobre la leche hirviendo o podemos hacerlo aparte para luego agregarlo a la leche.
  4. Dejaremos hervir la leche junto al jengibre uno o dos minutos después de agregarlo, revolviendo constantemente para evitar que la leche se desborde.
  5. Pasaremos la mezcla por un colador y la depositaremos en un vaso. Podemos agregar una cucharada de miel para agregar un sabor diferente y endulzar nuestro té de jengibre con leche.

Esta bebida se puede tomar fría o caliente, según el tratamiento que queramos darles. Para más detalles, veamos más abajo el titulo relacionado con las propiedades del té de jengibre y leche.

Aquí tienes un vídeo donde puedes ver otra forma de preparar esta infusión de leche con jengibre.

Play Video

BENEFICIOS DEL TÉ DE JENGIBRE Y LECHE. ¿PARA QUÉ SIRVE?

El té de jengibre y leche funciona como un regulador natural de las grasas del cuerpo, como ya hemos mencionado. Así como también es una medicina para aliviar afecciones.

CABELLO Y ROSTRO

Con la infusión de jengibre con leche limpiaremos nuestro organismo, además de mejorar los niveles de grasa en nuestro rostro y cabello. Así, con ese té de jengibre y leche al reducir los niveles de grasa en el rostro, combatiremos el acné de forma natural.

Sin duda alguna, el jengibre con la leche funciona como un regulador de colesterol malo y grasas, por lo que, además de cuidar a nuestro rostro del acné, también lograremos lucir un cabello más sedoso, pues esta infusión también es capaz de regular los niveles de grasa en el cuero cabelludo.

Para lograr estos fines específicos, se sugiere tomar una taza (fría o caliente) de esta infusión en ayunas, todos los días.

EMBARAZO

Al ser fuente de calcio, es un excelente coadyuvante para la alimentación de las mujeres durante el estado de gestación. Asimismo, ayudará a reducir ciertos dolores y náuseas, toda vez que tanto la leche como el jengibre tienen efectos relajantes sobre el organismo.

Se puede tomar una taza (fría o caliente) de esta infusión al momento de sentir el malestar. 

Jengibre en el embarazo

TOS CON FLEMAS

La infusión de jengibre y leche ha sido unos de los remedios caseros mejor valorados por nuestras abuelas, toda vez que sus efectos expectorantes de amplio espectro son muy eficaces para eliminar cualquier tos asociadas al resfriado y la gripe común. 

Es de resaltar que para tratar la tos con flema, este té debe ser consumido caliente. Así, se puede tomar un vaso caliente cada vez que la tos se haga muy fuerte.

ADELGAZAR

Por último, al ser un regulador de las grasas corporales, esta infusión será el aliado perfecto en cualquier dieta que intentemos para bajar de peso. Para ello, bastará con tomar una taza (fría o caliente) de este té después de cada comida.

ADEMÁS DEL TÉ DE JENGIBRE CON LECHE, TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR ESTAS INFUSIONES