Jengibre

¿Quién no puede tomar jengibre?

¿Quién no puede tomar jengibre?

El jengibre se usa comúnmente para muchos tipos de náuseas y vómitos. También se utiliza para los calambres menstruales, la osteoartritis, la diabetes, las migrañas y otras afecciones, pero no existe una buena evidencia científica que respalde muchos de estos usos. Sin embargo, hay algunos casos en los que el jengibre no está recomendado. ¿Quién no puede tomar jengibre?

El jengibre es una planta con tallos frondosos y flores verde amarillentas. La especia de jengibre proviene de las raíces de la planta. El jengibre es nativo de las partes más cálidas de Asia, como China, Japón e India, pero ahora se cultiva en partes de Sudamérica y África. También se cultiva ahora en Oriente Medio para usarlo como medicina y como alimento.

  • En alimentos y bebidas, el jengibre se utiliza como agente que otorga sabor al producto.
  • En la fabricación, el jengibre se utiliza como fragancia en jabones y cosméticos.
  • Una de las sustancias químicas del jengibre también se utiliza como ingrediente en laxantes, antigás y antiácidos.

¿PARA QUÉ SE TOMA EL JENGIBRE?

El jengibre contiene sustancias químicas que pueden reducir las náuseas y la inflamación. Los investigadores creen que estas sustancias químicas funcionan principalmente en el estómago y los intestinos, pero también pueden funcionar en el cerebro y el sistema nervioso para controlar las náuseas.

Cuando se toma por vía oral: El jengibre es MUY SEGURO cuando se toma apropiadamente. El jengibre puede causar efectos secundarios leves, incluyendo acidez estomacal, diarrea, eructos y malestar estomacal general. Algunas mujeres han reportado más sangrado menstrual mientras toman jengibre.

Cuando se aplica a la piel: El jengibre es POSIBLEMENTE SEGURO cuando se aplica a la piel apropiadamente, a corto plazo. Puede causar irritación en la piel para algunas personas.

Hay otras condiciones, en las que la toma de jengibre puede llegar a ser algo más peligroso. O al menos, se indica precaución. 

Tomar jengibre durante el embarazo es solamente posiblemente seguro cuando se toma por vía oral para usos medicinales. Pero el uso de jengibre durante el embarazo es controvertido

Existe cierta preocupación de que el jengibre pueda afectar las hormonas sexuales fetales o aumentar el riesgo de tener un bebé nacido muerto. También se ha informado de un aborto espontáneo durante la semana 12 del embarazo en una mujer que usó jengibre para las náuseas matinales. Sin embargo, la mayoría de los estudios realizados en mujeres embarazadas sugieren que el jengibre puede utilizarse de forma segura para las náuseas matinales sin dañar al bebé

El riesgo de malformaciones importantes en los bebés de las mujeres que toman jengibre no parece ser mayor que la tasa habitual de 1% a 3%. Tampoco parece haber un mayor riesgo de parto prematuro o de bajo peso al nacer. 

Existe cierta preocupación de que el jengibre pueda aumentar el riesgo de hemorragias, por lo que algunos expertos aconsejan no usarlo cerca de la fecha del parto. 

Como con cualquier medicamento administrado durante el embarazo, es importante sopesar el beneficio contra el riesgo. Antes de usar el jengibre durante el embarazo, habla con tu proveedor de atención médica.

En la infancia, el jengibre es posiblemente seguro cuando se toma por la boca hasta 4 días por las adolescentes al comienzo de este período.

En el momento del amamantamiento: No hay suficiente información confiable sobre la seguridad de tomar jengibre si está amamantando. Manténgase en el lado seguro y evite el uso.

¿CUÁNDO NO SE RECOMIENDA TOMAR JENGIBRE?

  • Cuando se tienen trastornos de sangrado. En estos casos, tomar jengibre puede aumentar el riesgo de sangrado.
  • Cuando se sufre de diabetes: El jengibre podría aumentar los niveles de insulina y/o reducir el azúcar en la sangre. Como resultado, los medicamentos para la diabetes podrían necesitar un ajuste por parte de tu proveedor de atención médica habitual.
  • Cuando se tienen condiciones cardíacas especiales. Las altas dosis de jengibre podrían empeorar algunas condiciones en pacientes que sufren del corazón.

Y es que, el jengibre puede interactuar mal con ciertos tipos de medicinas prescritas para condiciones de salud. Los diabéticos, las personas con hipertensión y las personas con trastornos de la coagulación deben tener cuidado al considerar el uso del jengibre como tratamiento para otras dolencias.

Las personas que toman medicamentos de coagulación también. Porque el jengibre puede diluir la sangre, lo que significa que puede ser inapropiado para las personas que toman medicamentos para la coagulación de la sangre o que tienen trastornos hemorrágicos. 

Lo que tienes que hacer es hablar con tu médico sobre su deseo de tomar jengibre antes de usarlo si estás tomando medicamentos para la coagulación de la sangre o para diluirla, a fin de determinar si el jengibre es la opción correcta para ti.

Deja un comentario

¿Quieres saber las novedades del jengibre?

Conéctate a nuestra newsletter y entérate de las novedades en nuestra web: nuevas recetas, información relevante, noticias,...

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!