Jengibre

Jengibre para las Náuseas

jengibre para las náuseas

El jengibre es originario del sudeste asiático y de la India y su uso está muy relacionado con las recetas e infusiones con fines curativos. Dicho de otro modo, es un fantástico remedio casero que lleva usándose durante cientos de años, especialmente en la cultura asiática, donde han sabido apreciar tanto sus propiedades culinarias como medicinales.

La parte del jengibre utilizada para hacer estos remedios naturales, es el tallo grueso conocido como raíz de jengibre o rizoma.

En esta entrada del blog, trataremos de ver la efectividad del jengibre como remedio natural para las náuseas provocadas por diferentes motivos, entre los cuales se encuentran como más habituales, el embarazo, el mareo o cinetosis y los procesos postoperatorios y relacionados con la quimioterapia.

El jengibre a menudo se suele utilizar en distintas recetas e infusiones por su distinguido sabor. Sin embargo, muchas personas desconocen las fantásticas propiedades que esconde este tubérculo.

De entre sus beneficios, podemos destacar su capacidad de aliviar las náuseas de una manera efectiva. Además, no sólo será capaz de regular las náuseas que tenemos, sino que además calmará nuestro malestar estomacal, previniendo así los posibles vómitos y mareos derivados de las propias náuseas.

Investigaciones realizadas por científicos, concluyen que el jengibre como remedio casero puede llegar a ser tan efectivo como algunos medicamentos recetados especialmente contra las náuseas.

¿QUÉ PROPIEDADES MEDICINALES TIENE EL JENGIBRE PARA CALMAR LAS NÁUSEAS?

Se cree que el jengibre obtienes sus propiedades medicinales del gingerol, el principal componente bioactivo del jengibre, así como de compuestos relacionados llamados shogaoles, los cuáles son responsables del sabor picante que tiene el jengibre.

Los shogaoles están más concentrados en el jengibre seco, siendo el 6-shogaol su principal fuente de antioxidantes. 

Estos compuestos, según diversas investigaciones, han demostrado que pueden aumentar la capacidad de respuesta de nuestro sistema digestivo y, de esta manera, acelerar el metabolismo, lo cual reduce de manera significante las náuseas.

Entre las propiedades del jengibre, destacamos su capacidad antiinflamatoria, la cual ayuda a mejorar la digestión y favorecer la liberación de hormonas reguladores de la presión sanguínea que permite aliviar nuestro organismo y, por ende, reducir las náuseas y mareos.

¿ES SEGURO EL JENGIBRE PARA CALMAR LAS NÁUSEAS? ¿QUÉ DOSIS TOMAR?

Mucho se ha estudiado sobre las propiedades del jengibre para calmar las náuseas, pero, ¿es realmente seguro? ¿tiene efectos secundarios?

Según investigaciones realizadas, el jengibre es completamente seguro para combatir las náuseas de una manera eficaz. Sin embargo, algunas personas pueden presentar efectos secundarios, como acidez estomacal, gases, diarrea o dolor de estómago después de consumirlo. Muchos de estos casos se derivan de una ingesta inadecuada por sobrepasar la dosis mínima recomendada.

La cantidad de jengibre que debemos tomar para calmar las náuseas no debe superar los 1,5 gramos por día. Superar esta dosis no hará que las náuseas remitan más rápidamente, sino que incluso podría llegar a ser menos efectivo y tener más efectos secundarios sobre la persona que lo ingiera.

Las mujeres que están embarazadas, deberán evitar tomar suplementos de jengibres durante las últimas semanas de embarazo, ya que las propiedades de los compuestos del jengibre podrían llegar a aumentar el sangrado. Por la misma razón, aquellas mujeres que previamente han tenido un aborto prematuro o trastornos de la coagulación, deben evitar tomar suplementos de jengibre durante este periodo.

Del mismo modo, si padeces algún tipo de patología relacionadas con la vesícula biliar, deberías evitar tomar jengibre ya que este tubérculo aumenta el flujo de bilis en el organismo.

También debes tener especial cuidado si estás consumiendo anticoagulantes, ya que el jengibre puede interferir con esos medicamentos

¿QUÉ TIPO DE NÁUSEAS SE PUEDEN TRATAR CON JENGIBRE?

Los diversos estudios realizados concluyen que el jengibre puede prevenir y tratar las náuseas provocadas por diferentes afecciones, así como los vómitos derivados de estas. Así pues, veremos cuales son los motivos principales que más náuseas provocan y que el jengibre puede calmar.

NÁUSEAS PROVOCADAS POR EL EMBARAZO

Se estima que alrededor del 75% de mujeres embarazadas experimentan náuseas y vómitos durante el periodo embrionario (primer trimestre de embarazo).

El jengibre no es un efecto placebo. Se ha demostrado científicamente que el jengibre o kion ayuda a reducir las náuseas matutinas que sufren las mujeres embarazadas durante las primeras horas del día.

Tal es así, que se hizo un estudio a 70 mujeres que experimentaron náuseas matinales durante el primer trimestre de embarazo, de las cuales 68 experimentaron una reducción de las náuseas gracias a la ingesta de una cápsula de jengibre de 1 gramo.

De igual manera, los tés o infusiones de jengibre han demostrado ser muy efectivos en la reducción de náuseas, mareos y vómitos provocados por el embarazo.

NÁUSEAS PROVOCADAS POR VIAJES EN COCHE O BARCO

A todos nos ha pasado este tipo de situaciones tan incómodas. Estamos viajando en nuestro coche (especialmente en el asiento trasero) y nos encontramos mareados. Esto es provocado por el movimiento constantes de escenas que vemos en el exterior. Al igual que pasa en los coches, también es muy común que este tipo de náuseas se produzca en los barcos.

Según diferentes investigaciones, los científicos creen que el jengibre calma las náuseas producidas por el movimiento gracias a su propiedad estimulante del sistema digestivo, que le mantiene activo haciendo que la presión sanguínea sea constante, calmando así las náuseas derivadas del movimiento.

En un estudio llevado a cabo entre un grupo muy pequeño de personas con antecedentes de mareos provocados por el movimiento, se concluyó que la ingesta de 1,5 gramos de jengibre antes del viaje ayuda a reducir considerablemente las náuseas.

Además, los científicos han concluido, que las propiedades del jengibre son más eficaces contra las náuseas que la Dramanina, un medicamento utilizado comúnmente para tratar el mareo.

NÁUSEAS Y MAREOS RELACIONADOS CON LA QUIMIOTERAPIA Y LOS PROCESOS POSTOPERATORIOS

Uno de los mayores efectos secundarios de la quimioterapia y los procesos postoperatorios, es sin duda, las náuseas y mareos derivados de estos. De hecho, hasta un 80% de los pacientes que se enfrentan a estos tratamientos, se ven afectados por este tipo de malestares.

En un estudio realizado a 634 personas con cáncer, la ingesta de 1.000 mg de extracto líquido del rizoma de jengibre dos veces al día durante una semana, redujo considerablemente las náuseas propiciadas por el tratamiento de quimioterapia. Al igual, se ha demostrado que la ingesta de jengibre reduce las náuseas y los vómitos una vez finalizada la quimioterapia.

Además, también se ha demostrado que tomar jengibre alivia las náuseas y mareos producidos por los procesos postoperatorios, incluso más que los medicamentos destinados a tal fin, debido a las propiedades de este tubérculo.

NÁUSEAS Y VÓMITOS PROVOCADOS POR TRASTORNOS GASTROINTESTINALES

Las investigaciones médicas demuestran que tomar un gramo y medio de jengibre divididos en varias dosis, puede reducir las náuseas provocadas por los trastornos gastrointestinales.

Este tubérculo estimula nuestro metabolismo y de esa manera aumenta la velocidad a la que el estómago vacía su contenido previniendo la indigestión, la hinchazón y la presión en el aparato digestivo, origen de las náuseas.

Además, diversos estudios indican que el rizoma de jengibre puede reducir las náuseas y el dolor de estómago asociado con la gastroenteritis. Recordemos que esta afección está caracterizada por la inflamación del estómago y los intestinos.

CÓMO TOMAR JENGIBRE PARA LAS NÁUSEAS

El jengibre se puede utilizar de muchas maneras, pero existen diversas formas a partir de las cuales podemos optimizar el alivio de las náuseas y mareos. Algunas de las más comunes para hacerlo son las siguientes:

  • Infusiones: La cantidad recomendada es de aproximadamente 3 tazas de té de jengibre para aliviar las náuseas. Las infusiones más utilizadas en este caso son: té de jengibre con miel, infusión de jengibre y limón y especialmente té de jengibre y canela
  • Cápsulas: El jengibre molido se puede encapsular de forma que podemos conseguir las propiedades y beneficios de este tubérculo gracias a la simple toma de una pastilla.
  • Galletas de jengibre: Aunque parezca una broma, un estudio ha demostrado que tomar galletas de jengibre durante el embarazo, ayudó a reducir las náuseas de una manera notable entre las mujeres embarazadas
  • Caramelos de jengibre: De igual manera que las galletas, tomar caramelos de jengibre, ayuda a reducir las náuseas y mareos. 

DOSIS DIARIA RECOMENDADA DE JENGIBRE PARA REDUCIR LAS NÁUSEAS

A pesar de que actualmente no hay una cifra exacta de la cantidad de jengibre recomendada diaria para mantener una buena salud, lo ideal sería en este caso el sentido común. 

Sin embargo, la mayoría de investigadores parecen estar de acuerdo que una toma superior a los 1.500 mg de jengibre diario, puede llegar incluso a ser perjudicial para nuestro organismo. Por lo que podemos decir que la dosis diaria recomendada no exceda de esa cantidad.

Deja un comentario

¿Quieres saber las novedades del jengibre?

Conéctate a nuestra newsletter y entérate de las novedades en nuestra web: nuevas recetas, información relevante, noticias,...

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!