Jengibre

¿Hay que pelar el jengibre?

¿Hay que pelar el jengibre?

Cuando se trata de cocinar en casa, uno de los mayores obstáculos a los que nos enfrentamos es el tiempo, nadie tiene suficiente. Siempre andamos buscando los últimos trucos para ahorrar tiempo que hacen que cocinar sea más fácil, más rápido y sin estrés. Entonces, ¿hay que pelar el jengibre?

Algunas personas no lo hacen, y aquí está por qué tú también deberías dejar de hacerlo.

Pelar el jengibre es tedioso y lleva mucho tiempo, sin mencionar lo fácil que es cortarte un trozo de dedo si no lo haces correctamente. 

Claro, hay muchos “hackeos” que han surgido en Internet. 

  • ¡Congela tu jengibre!
  • ¡Pélalo con una cuchara! 
  • Usa un pelador de vegetales para trabajar incómodamente en los rincones y grietas 

Eso hace que desperdicies una gran cantidad de jengibre utilizable en el proceso. ¿Pero cuándo empezamos a pelar el jengibre?

La piel es fina como el papel, y casi todas las recetas que requieren jengibre fresco dicen que hay que pelarlo. Pero no te dan una razón.

Hay varios profesionales de la comida dicen que no se molestan en pelar el jengibre. 

Si necesitas más pruebas que eso, Baz ha señalado algunos puntos más que podrían convencerte. No sólo ahorras tiempo o las delicadas puntas de tus dedos, sino que también reduces el desperdicio de comida porque utilizas la raíz entera. 

Y si te preocupan los gérmenes, puedes fregar y enjuagar el jengibre como lo harías con una patata, una zanahoria o una manzana. 

Dicho esto, si lo que tienes es un jengibre arrugado que ha estado en tu cocina tanto tiempo que no recuerdas haberlo comprado, probablemente querrás pelarlo… o comprar jengibre fresco.

Claro que sí. Siendo honestos: La única razón por la que la gente quiere deshacerse de la piel es porque es más dura. Pero piénsalo, ¿cuándo fue la última vez que comiste un gran trozo de jengibre sin cortarlo o picarlo primero? Una vez que está picado, ni siquiera puedes decir que la piel está ahí. Además, también tiene valor nutritivo. 

La única vez que no deberías comer piel de jengibre es si tu raíz de jengibre es súper vieja y rugosa. En otras palabras, no deberías comer *cualquier* parte de ese jengibre, con o sin piel.

RAZONES POR LAS QUE NO TIENES QUE PELAR EL JENGIBRE

Bien, ¿quieres la versión resumida sobre la cuestión de si debes pelar el jengibre? La tenemos.

La piel exterior del jengibre es tan fina que una vez cocinada, no te darás cuenta de que se ha dejado puesta.

Te ahorra un tiempo precioso de cocción (y de que te corten los dedos accidentalmente). 

Dejar la cáscara puesta reduce el desperdicio de comida porque estás usando toda la raíz de jengibre. Inevitablemente perderás trozos perfectamente buenos de carne de jengibre mientras pelas.

Si es un problema de limpieza para ti, sólo tiene que lavar a fondo el jengibre antes de usarlo. Hablando de eso…

¿CÓMO LAVAR EL JENGIBRE?

Así que, finalmente te has unido al lado oscuro y ya no pelas tu jengibre. Felicidades. Eso significa que tendrás que aprender a limpiarlo correctamente, ya que estás usando toda la raíz (que ha sido tocada por quién sabe cuánta gente antes de ponerla en tu carrito de compras). No te preocupes: Así es como se hace.

  • Saca o corta la cantidad de jengibre que necesitas para su plato.
  • Pasa el jengibre por agua caliente, frotando la superficie con las manos.
  • Coge un cepillo para verduras y friega la parte exterior para eliminar cualquier suciedad o bacteria que quede.
  • Sécalo y estará listo para usar en la cocina.

¿Quieres algunas razones extras para acabar de convencerte de que NO es necesario pelar el jengibre? Aquí las tienes:

  1. Se nota poca o ninguna diferencia de sabor entre el jengibre pelado y sin pelar.
  2. Pelar el jengibre de una manera efectiva y sin desperdicio, es decir, tomarse el tiempo para evitar todos esos pequeños trozos en lugar de arrancarlos y tirarlos cuando nadie está mirando, es casi imposible.
  3. Nunca he oído a nadie decir nada sobre que la piel de jengibre sea “mala para ti”, y me atrevería a decir que la piel probablemente contiene algunos nutrientes que de otra manera se desperdiciarían.
  4. Si realmente te preocupa, cualquier suciedad o bacteria en el exterior de un trozo de jengibre se puede eliminar fácilmente con un cepillo de fregar y un poco de buena agua.

Deja un comentario

¿Quieres saber las novedades del jengibre?

Conéctate a nuestra newsletter y entérate de las novedades en nuestra web: nuevas recetas, información relevante, noticias,...

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!