Jengibre

¿A qué sabe el Jengibre?

sabor del jengibre

El jengibre es un ingrediente que forma parte de muchas recetas, tanto dulces, como saladas. También puede ayudar a conseguir bebidas con un sabor muy especial, incluso hasta infusiones que tienen por objetivo aliviar ciertas dolencias o enfermedades.

El sabor del jengibre es descrito como algo especial, nunca te deja indiferente: o te encanta, o lo odias, pero no suele haber un término medio. Aquellas personas que tienen más desarrollado el olfato lo pueden detectar, incluso, antes de entrar en la cocina o restaurante.

Lo cierto es que este sabor puede variar mucho dependiendo de cómo se cocine, o de los ingredientes con los que se combine, así como de la receta en cuestión.

JENGIBRE FRESCO

El jengibre fresco lo puedes encontrar de muchas maneras: rallado, molido, machacado, en trozos de diferentes tamaños, etc. 

Es muy común en la cocina japonesa, ya que el hecho de que esté fresco le ayuda a conseguir un toque picante de lo más característico. Este curioso aroma nos embriagará desde el momento en el que nos llegue el plato.

Es posible controlar el nivel de picante dependiendo de la cocción: cuanto más se cueza, menos picante estará el plato. Si se quiere conseguir un plato con un toque de picante suave, lo coceremos bastante.

JENGIBRE FRITO

El sabor del jengibre frito también es muy curioso para el olfato y el paladar, muy popular en la cocina hindú y en la china. 

Suele verse en platos acompañando a alimentos fritos con poco aceite, además de servir para potenciar el sabor del curry. Nuevamente, el componente picante del jengibre variará dependiendo de la fritura que se le haya dado.

El jengibre levemente frito se utiliza para un plato muy habitual en la comida china: pollo con piña, jengibre y salsa agridulce. El jengibre le da un interesante amargor que equilibra el dulzor del agridulce.

JENGIBRE SECO

El jengibre seco es el más utilizado en Occidente. Se caracteriza por tener un sabor menos picante, y por tener una fragancia más aromática.

Es tan versátil que da forma a una gran serie de platos, como pueden ser recetas horneadas (los característicos panes de jengibre o galletas), conservas, confituras, budín. 

También se utiliza como componente clave para algunos refrescos o bebidas (como es el caso de la cerveza de jengibre). 

Y es precisamente este sabor del jengibre que tanto nos gusta lo que hace que ahora se pueda comprar en cualquier parte, incluso está disponible en diferentes estados (seco, ya cocido, fresco…).

JENGIBRE EN VINAGRE

Si el sabor del jengibre ya es característico de por sí, combinado con el vinagre puede ser una mezcla explosiva. Sin embargo, hay que trabajar con estos dos ingredientes con mucho cuidado, ya que, si nos excedemos con los ingredientes, podemos arruinar el plato. Además, hay que tener en cuenta que no es una buena opción para personas que tengan el olfato muy afinado.

Esta combinación es muy habitual en la comida japonesa. El plato que se hace de jengibre con vinagre se conoce como beni shoga y gari, siendo lo más común que se haga una salsa con estos ingredientes para poder sumergir el sushi.

JENGIBRE EN CONSERVA

El jengibre en conserva no es tan habitual, pero en algunos establecimientos lo podemos encontrar. Los clientes que lo suelen comprar son los establecimientos hosteleros y grandes restaurantes, con el fin de dar forma a pasteles y pudín. 

En el caso de los postres, se suele utilizar el jengibre con el objetivo de dar un regusto final picante, pero sin ser demasiado excesivo. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en el jengibre en almíbar.

¿POR QUÉ EL JENGIBRE TIENE UN SABOR AMARGO?

Si nunca has probado el jengibre directamente, probablemente te sorprenderá la primera vez que lo veas en la cocina. En un primer momento, tu olfato detectará algo extraño, y lo mismo ocurrirá con su característico sabor.

El sabor del jengibre está descrito como un punto medio entre amargo y muy picante, aunque, como ya hemos visto, todo dependerá de la forma en la que se cocine y del resto de los ingredientes de la receta. 

Al contrario de lo que ocurre con otros alimentos (como es el caso de las guindillas o del tabasco), no es un picante que sea perjudicial para la salud, más bien todo lo contrario.

Los causantes de este característico picor son los gingeroles; estos compuestos son muy similares a la piperina o a la capsaicina, elementos que se encuentran en la pimienta negra o guindilla. Además, otra de las explicaciones de este picor son unos compuestos antisépticos que comprende el jengibre, y que tiene la labor de impedir la proliferación de ciertas bacterias que podrían acumularse en el organismo.

Si consumes el jengibre fresco, podrás experimentar todo el sabor amargo en todo su esplendor, aunque algunos tipos de jengibre seco también pican mucho. Cuanto más se cocina, más conseguiremos que ese picor se desvanezca. Será entonces cuando nuestro olfato notará ese característico aroma que nos encantará.

También se dice que una posible explicación de ese picor o amargor del jengibre fresco es que conserva todas sus propiedades, y que estas tienen la función de curar nuestro organismo. De la misma manera que el alcohol puede curar una herida, pero picar al mismo tiempo, el jengibre podría tener una función bastante similar.

Con estos datos podemos explicar porque el sabor del jengibre es tan característico y concluir que es muy positivo incorporarlo a la dieta (salvo en ciertos casos, como en mujeres embarazadas, quienes no deberían consumir una dosis de 1/3 de rizoma por cada toma).

RECOMENDACIÓN PARA DISFRUTAR DE SU SABOR

Como consejo final, si quieres aprovecharte de las propiedades del jengibre, pero no tener que aguantar un amargor demasiado intenso, las infusiones son una buena forma de consumirlo. También podemos agregarlo en forma de especia para condimentar algunas de nuestras comidas favoritas.

¿Y tú eres de los que aman o de los que odias en jengibre? Seguramente, a ti también te costará describir cómo es exactamente su sabor.

Deja un comentario

¿Quieres saber las novedades del jengibre?

Conéctate a nuestra newsletter y entérate de las novedades en nuestra web: nuevas recetas, información relevante, noticias,...

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!

Pin It on Pinterest